domingo, septiembre 03, 2006

DESLENGUADOS OSCASOS

química falseada

éxtasis del mercado duplicado
en su exégesis
anclada en el merval inquieto, lascivo
la frente encalla
tibios fraudes
anestesiados en el himen
y un impuesto al óvulo fecundo
la incubadora fermenta el trance
el maquillaje se desgrana
en la hedionda madrugada
travestida y deslunada.
de química falseada
por el dolo inmolado
consumido en el aullido profundo
de los caballos
regando
las fauces del maquillaje


Iruya

no supiste lamer esas rocas
atrapar aullidos en bidones sin agua
descampar en ruinas traídas
por drenados brebajes
el viento secular intenta despeinar la gracia
abriendo sus manos al espacio fórmico
vértigo de un alba
que en Iruya desteje lo posible
y un sesgo secular lo descompone como mezcla y brebaje
instante de sublime roca y huellas descalzas
Iruya, afuera, en la oquedad de tus ojos luce breve
horroriza de polvo sediento un ardid de celuloide
pocos saben lo que significa Iruya,
en Iruya bailamos danzas incas, mojados
sin importar el doblez que la tarde exige
me entierro en Iruya hasta la entraña
en el fuego burbujeante
y yo te digo: enfermera
las cosas parecen no ser las mismas


algo como la muerte

Elliot Smith elige algo como la muerte
para morder la carne beatnik
yo prefiero el látigo
el bondage
y la cera en mis muslos
la lluvia que busca el oro perdido
me quiebra el goce de piedra


ruta estatal a Bombay

antes de los perros viejos
y del sol asumiendo lo senil
viajamos al colmillo inerme
sin predecir el estertor
que en el barro
de la ruta estatal a Bombay
veía a tus ojos morir en silencio


lo que perdura en el gas caído de la soda

lava que lame el cuello
del romano en Pompeya
fúnebres pompas
la inocencia del alud
una sandalia en el barro
y la tristeza en el vuelo del ciego
que perdura
en el gas caído de la soda


eterno fractal de olvido

escupe el frío del desprecio
el mate del adiós
detona la fobia conspirada del hervor
entre sapos y culebras

un parpadeo ignorante de relámpagos
la puta simetría nos deja
mientras la ventana ciega
espera la noche
en un eterno fractal de olvido


prisiones

el inodoro da vueltas
las escamas del baño
son prisiones
en estos desiertos


maquillaje

como cosméticos
en tu boca
cada pedazo
de tu pierna impuesto
como el maquillaje
con el que quieren
venderme el día


dolo

nunca logré arrancar
mi ojo desnudo
de la incubadora
ni que tu pierna
me partiera con dolo


conteo de muerte

una
sin luna asolada
sin turbios bastidores
dos
con ruedos mentolados
con barcos de párpados abiertos
tres
vacíos y extraviados
muriendo al amanecer


nocturno

nocturno como un parche
nocturno
en las tejas
acurrucando cosas del fuego
nocturno lento
el solsticio
se despliega en el atardecer
en la boca elemental y muda
que me dicta
el desgano de ser eterno

2 comentarios:

Ciclopa dijo...

y la lágrima madruga,
la madrugada lagrimea
en la totalidad de ausencias
que forman mi cuerpo

menta producciones dijo...

Increíble trasmutación del género humano... que buenas fotos amigo... con la lengua en el aro... saludos para todos y sabarasa...